lunes, 5 de diciembre de 2016

Reseña: Luchando contra mi propia bestia





LUCHANDO CONTRA MI PROPIA BESTIA surgió de la necesidad de expresar un sentimiento de incomprensión y gritar al mundo. Es un relato donde se intenta enseñar de forma metafórica cómo se ganó una batalla personal.
Luchando por y para todos aquellos que han tenido la “suerte” de conocer en su vida pequeñas bestias interiores, que hacen que el camino sea más costoso. Un cuento de autoayuda para demostrar al mundo que el ser humano tiene una capacidad de resiliencia inimaginable


¡Hola! Hoy voy a hablaros de un libro muy diferente a lo que yo suelo leer. Se trata de Luchando contra mi propia bestia, de Laura Pozuelo, a la que he de agradecerle haberse puesto en contacto conmigo. 

Se trata de un libro muy corto, 54 páginas, en el que la autora nos relata cómo ha luchado contra lo que ella ha denominado su bestia. ¿Qué es su bestia? Laura padece cefalea en racimos (os animo a que visitéis la página web de Asociación Cefalea en Racimos Ayuda para conocer más sobre esta enfermedad pinchando aquí), un tipo de cefalea caracterizada por su gran intensidad, acompañada por lagrimeo, secreción o taponamiento nasal, inflamación y enrojecimiento del párpado. En la novela nos narra cómo la bestia aparece en su vida, cómo se siente cuando decide atacar y cómo decide plantarle cara y debilitarla. 

La forma que ha escogido la autora para narrar su experiencia es un pequeño cuento sobre un reino que se ve atacado por una bestia. En el reino ha de formarse un ejército para, primero, investigar, y, después, defenderse de la bestia. Además, la narración va alternando dos puntos de vista: por un lado, el de la autora; y por el otro, el de la bestia, empeñada en continuar atacando una y otra vez. La narración es muy fluida y capaz de despertar en el lector la curiosidad para seguir leyendo. 

Es un relato muy corto, pero que no necesita más páginas para desarrollar lo que en él nos encontramos. En sus 54 páginas de extensión, todas las emociones y sentimientos están desarrollados a la perfección, de manera que el lector tiene una clara idea de por lo que pasa alguien que sufre las cefaleas en racimo, de lo que siente cuando sufre un ataque; aunque es imposible saber cuan intenso es si no se padece, el lector es capaz de comprenderlo.

Es una historia que nos muestra una lucha, cómo la autora decide hacer frente a su bestia y no permitir que esta le gane la batalla, narrando el proceso desde que hizo su aparición, describiendo cómo se sentía cada vez que la bestia decidía que era el momento de atacar y cómo decide hacerle frente apoyándose en lo que ella denomina su ejército para poder debilitarla.

Os animo a leerlo. Es un libro muy corto y muy ameno que narra una historia de superación y que demuestra que los obstáculos se pueden vencer, por muy duros que sean; que nunca hay que darse por vencido. 

Además, os animo a que os paséis por la página de la autora y le echéis un vistazo. Os dejo el enlace aquí👉 Luchando contra mi propia bestia. 

Criss

5 comentarios:

  1. No me llama la atencion este libro, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer la reseña. Un saludo

      Eliminar
  2. Es una pena. Da mx de si. Pero todo debe tener su público. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Original e interesante forma de plantear esta enfermedad! Todos luchamos con una bestia...la mía de momento está dormida,q siga así....darle felicidades a la autora q en apenas cincuenta y cuatro páginas nos hace ver su lucha con esa bestia...todo mi apoyo para ella!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Soy la autora. Gracias a comentarios como el tuyo me hacen seguir con fuerzas para continuar luchas!!! Gracias y q tus bestias sigan dormidas

    ResponderEliminar