sábado, 16 de enero de 2016

Reseña: Génesis. Crónica de un amor.

Título: Génesis. Crónica de un amor
Autora: Eva Cubas Navarro
Páginas: 656
Editorial: autoeditado en Amazon
Precio: 16,70€ en versión impresa / 2,99€ en versión digital
ISBN: 978-1515032366









Sinopsis:
"Yo viví en Alejandría cuando ésta era la ciudad más resplandeciente del mundo conocido. Yo pasé por sus calles adoquinadas. Yo conocí su faro, una de las siete maravillas del mundo. Yo contemplé los mosaicos de los suelos y las paredes. Yo disfruté de sus relieves coloreados y sus esculturas. Yo me perdí entre sus templos, sus palacios y sus riquezas. Yo reí y lloré siendo un espectador en las gradas de su teatro al lado del mar. Yo conocí a los mejores sabios del mundo y yo sentí impotencia ante las llamas que la consumieron..." 

Cuando el experto en libros antiguos Alan Garden es requerido por su socio para analizar un manuscrito en una de las islas del Egeo no se imagina que ese viaje de trabajo le enfrentará a su pasado y que se reencontrará con Liliana, una mujer que siempre marcó su existencia y con la que le une algo más que el amor. Juntos, sufrieron las fluctuaciones de la vida, separándose y uniéndose a lo largo de sus años. 

Un libro mágico perdido: el libro de Tot. Una vida ligada a la evolución de la escritura y los libros. Una mujer fascinante que siempre luchó por abrirse camino en un mundo de hombres y que nos enseña el papel de la mujer a lo largo de los tiempos, a través del arte y la literatura. Una historia común que se extiende por milenios y una identidad que será desvelada a lo largo de su crónica. Encuentros y desencuentros ocurridos durante siglos, la civilización sumeria, la egipcia, el mundo greco romano, la Edad Media, Venecia, el París de la revolución o Nueva York. Sus recuerdos de las personas con las que convivieron, de los que los odiaron y de los que los amaron y de los lugares que marcaron sus vidas. Todo unido, es el hilo conductor de una historia que te sorprenderá desde el inicio.


Opinión:

El título y la portada nos dan una pista de lo que podemos encontrarnos entre las páginas de la novela. Pero lo cierto, es que no es así. Al menos en mi caso no lo ha sido. Cuando comencé a leer y vi el nombre del protagonista, quien, en primera persona nos narra los acontecimientos, pensé: ya sé quién es Ella, que es como él la menciona a lo largo de las primeras páginas. Y de nuevo un error por mi parte; aunque me encantó descubrir de quién se trataba finalmente porque siempre me ha parecido un personaje curioso, ya que se han dicho, en mi opinión, verdaderas barbaridades de ella; aunque tampoco es que se la haya tenido muy en cuenta. No voy a decir su nombre porque quiero que lo descubráis por vosotros mismos.


Así pues, tenemos a Alan y a Ella, una pareja que, vive una historia de amor intensa y peculiar, a lo largo de la historia, en la que pasan momentos juntos y muchos más separados, no sólo por las circunstancias de la vida sino también por ellos mismos. Lo cierto es que Alan me ha llegado a dar verdadera pena a lo largo de su historia, si bien es cierto que hay momentos que me daban ganas de meterme en la historia y darle un sopapo. En cambio, me ha resultado más difícil el congeniar con ella. Es cierto que he admirado algo de ella, y es la determinación que tiene por ser independiente, por demostrar que una mujer también tiene mucha valía. ¡Olé por ella! Pero hay veces que me ha parecido que era una persona egoísta. Entiendo que ha tenido que sobrevivir en un mundo complicado durante muchos siglos y que ha tenido que tomar ciertas decisiones para poder vivir; entiendo también su postura al querer reivindicar que es una persona que puede pensar y actuar por sí misma, pero creo que en ocasiones los métodos son correctos. Pero, yo no creo que el fin justifique los medios y mucho menos si atropellas a otras personas en el camino. Y eso es lo que me ha pasado con ella y además he odiado la capacidad que tiene de darle la vuelta a la situación para que parezca que ella es la pobre incomprendida y Alan el ser que no la comprende. A ver, poniéndome en la piel de Alan, yo no habría aguantado ciertas cosas, ni como mujer ni como hombre. Me ha costado más conectar con ella que con él. Tal vez porque la historia se narra desde su punto de vista o tal vez porque mi personalidad es más parecida a la de él (prefiero vivir entre libros a hacerlo entre lujos). Sin embargo, hacia el final de la novela, esto cambia y Ella me empieza a gustar más como personaje.


Es una historia de un amor muy sufrido. Los protagonistas han de adaptarse a cada época que va transcurriendo, a sus costumbres, a su forma de ver la vida, lo que hace que, en ocasiones, se vean obligados a permanecer separados durante largos períodos de tiempo.

La autora ha realizado, sin duda, un magnífico trabajo de investigación y ha conseguido con mucha soltura y maestría reunir la historia desde las primeras civilizaciones, explicar mitos no sólo de la religión cristiana, sino de otras como la  egipcia, agruparlas en un sólo libro y darles una explicación creíble y atractiva a los ojos del lector. Tal vez, Alan sea quién vivió en Alejandría, paseando por sus calles adoquinadas; quién disfrutó de su biblioteca; quién se codeó con personajes como Augusto, Adriano o Casanova, pero yo me he sentido parte de ese viaje, acompañándole en su viaje a través de la Historia, viviendo lo que él vivía, sintiendo lo que él sentía cuando uno de sus seres queridos moría y él continuaba su andadura por el mundo. Ha sido fascinante hacer ese recorrido histórico y vivir ciertos acontecimientos que marcaron el rumbo de la historia. 

El estilo de la autora es sencillo, pero al comienzo de cada capítulo hay mucha narración en la que aprovecha para ponernos en situación de cómo era la época de ese momento y los acontecimientos sociales más importantes. Al estar narrado en primera persona no se hace excesivamente pesado. Ese es otro punto que me ha gustado: que esté narrado por el personaje masculino. No son muchos los libros narrados en primera persona que he leído que lo hagan desde el punto de vista del chico. Y la verdad es que me gustan porque le da un aire diferente. 

En definitiva, Génesis, crónica de un amor es un viaje fascinante a través  de la historia de la humanidad desde las primeras civilizaciones hasta nuestros días pasando por Grecia, Egipto, Roma, los reinos medievales, Venecia, con cierto trasfondo bíblico, contado por una voz diferente: la voz de un hombre enamorado que busca a su amada a través de los siglos.

¿La recomiendo? Sí, sin duda alguna porque a pesar de no haber conectado con la protagonista femenina, la novela cuenta con un elenco de personajes fabulosos a los que todos conocemos a través de los libros de historia; pero, que ahora,  gracias a esta novela, podemos sentirlos más cercanos.


4,5/5

Criss

6 comentarios:

  1. Me encanta que te haya gustado. Muchas gracias por todo.Una gran reseña.
    ECN

    ResponderEliminar
  2. Lo voy a dejar pasar porque no me llama mucho la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te pierdes una grandiosa historia

      Eliminar
  3. Hola!!
    Pues es la primera vez que oigo hablar de este libro y me ha gustado lo que has contado, me lo llevo apuntado a la lista de posibles.
    Gracias por la reseña.
    Besos y feliz finde! <33

    ResponderEliminar
  4. Holaaa!!
    Yo tambien he leido el libro y tus sensaciones y palabras las comparto todas, incluso el no conectar con ella (yo si digo en mi reseña quien es jaajaja)
    En fin, me ha gustado mucho la reseña! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me alegra tu apoyo, guapa.

      Eliminar