lunes, 23 de mayo de 2016

Reseña: El coleccionista





En este relato de amor obsesivo, Frederick, introvertido y tan falto de educación como de afecto, se dedica a coleccionar mariposas y hacer fotografías. Un día, un golpe de suerte en las quinielas le permite poner en práctica un plan secreto: secuestrar a Miranda, una estudiante de arte a la que admira furtivamente, y encerrarla en el sótano de una casa de campo. A partir de ese momento, para él sólo queda esperar a que el aislamiento acabe por borrar los prejuicios de clase que dificultan su relación amorosa. Ella, una mujer tan inteligente como desesperada por recuperar la libertad, trata de ser comprensiva, pero no puede disimular cuánto odia en su captor el desprecio por todo lo humano.



Me he tenido que leer este libro para una de las asignaturas que tengo en la carrera. He de confesaros que me ha gustado muchísimo, aunque el final me dejó algo tocada.
La historia está dividida en tres partes. En la primera y tercera parte tenemos la narración del protagonista, Ferdinand, y en la segunda la de Miranda.
Ferdinand es un tipo algo extraño que cree estar enamorado de Miranda, una chica a la que lleva observando durante bastante tiempo. Un día, este chico decide secuestrarla, y  para ello lo preparas todo: casa, la forma de secuestro, la habitación, la ropa, etc. Los motivos del chico son que la quiere y quiere que le conozca mejor y, para ello, la encierra en un sótano habilitado con todos los “caprichos” que la chica podría querer o necesitar. 
Miranda es una estudiante de arte, una chica distinta a las demás y muy inteligente. Cuando se ve secuestrada por Ferdinand intenta escapar ante todo, aunque, conforme el tiempo va pasando, se habitúa a él e incluso, a veces, necesita de su presencia. Pero Miranda, poco a poco, irá perdiendo la cabeza por la falta de libertad y por las ganas de ver la luz del Sol.
Durante toda la novela te planteas muchas cosas sobre la vida e, incluso, sientes pena por Ferdinand (este ha sido mi caso ya que a ella no la soporto). Dependiendo del punto de vista se puede pensar de una forma y otra, y esto es lo que nos hacer ver John Fowles.


Carla

7 comentarios:

  1. No tiene mala pinta pero ahora mismo con tanto pendiente...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. La veo interesante, la verdad, lo que pasa es que con tanto pendiente nunca llegas.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!
    Yo lo dejo pasar, no creo que me gustara, me alegro que a ti te haya gustado. Feliz martes. Besotes

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! La verdad es que suena muy interesante, no lo descarto por que creo que promete.
    Estupenda reseña!
    Un beso!
    Isa
    El desván de las delicias.

    ResponderEliminar
  5. Vaya, no la conocía, pero parece interesante...

    ResponderEliminar
  6. Hola! No conocía este libro pero tampoco me llama mucho y con todo lo que tengo pendiente, voy buscando libros que me atrapen desde el principio, así que lo dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. hola! me trajiste a la memoria un librazo que lei hace rato, pero que me gusto mucho, tiene muy buen contenido. gracias y nos leemos! hace rato no pasaba por aqui y veo que cada dia te va mejor, mis felicitaciones! besote.

    ResponderEliminar