lunes, 19 de enero de 2015

Serie: Los 100

Nada más comenzar la serie lo primero que dije fue: ¿Esto qué es? Sí, lo juzgué antes de verlo, pero es horrible cuando lees un libro y luego su serie/película es muy distinta. Menos mal que no me rendí y la seguí viendo, ya que es una serie estupenda y adictiva.
Anteriormente hice la reseña del libro. Sus principales diferencias son la ausencia de personajes principales y la aparición de otros que, a decir verdad, encajan perfectamente.
En la serie tenemos un Bellamy (Bobby Morley) diferente al del libro, al menos en esta primera temporada. Su actitud es agresiva, pero al igual que en la novela lo da todo por su hermana Octavia.
En cuanto a Clarke (Eliza Taylor) he de admitir que la encuentro un poco marisabidilla, pero por lo demás no cambia.

También está Wells (Eli Goree) intentando recuperar a Clarke, aunque sean diferentes las circunstancias por las que ella se encuentra enfadada con él, ya que en la serie la madre de Clarke (Paige Turco) sigue viva.
Aparece un personaje totalmente nuevo, Finn (Thomas Mcdonell). En este caso Finn atrae la atención de Clarke y es que es el chico perfecto, al menos por ahora.
Octavia (Marie Avgeropoulos) es algo mayor que en el libro y algo más alocada. Trae de cabeza a los chicos que han llegado a la Tierra, pero no solo a ellos.
También tenemos a Jasper y a Monty (Devon Bostick y Christopher Larkin), nuevos personajes, son los más divertidos y tienen un papel bastante importante en la serie.
La trama se adelanta bastante a lo que llega a ocurrir en el libro y, aunque no se parezca mucho, he de decir que es altamente recomendable.

Por ahora estoy disfrutando de una segunda temporada cargada de sorpresas y con una trama completamente diferente a esta primera, esperemos que siga así de entretenida.

Carla

No hay comentarios:

Publicar un comentario